Contenido principal

Pro Huerta

En nuestra zona  los vientos están  presentes todo el año. Algunos cálidos, otros  frescos y secos. Entre los efectos positivos( para nosotros), es el de colaborar en la polinización de ciertas especies . Entre los negativos  tenemos la dispersión de semillas de “malezas” y el arrastre de bichos como pulgones y trips que se alimentan de la savia de las plantas y pueden transmitir enfermedades. Por eso, para disminuir estas consecuencias negativas,  necesitamos  reparar nuestro espacio de cultivo con cercos vivos o artificiales.

En  la  huerta  o jardín, con el aumento de las temperaturas, se activan todos los ciclos biológicos.

Recordemos que cada “bicho”  tiene una función y un lugar dentro de ese sistema. Entonces antes de desesperarnos y combatirlos, informémonos cómo viven, de qué se alimentan y si afectan a nuestra huerta o no.