Contenido principal

Pro Huerta

Breves de Pro Huerta

En la temporada otoño-invierno, tenemos menos horas de luz que en primavera-verano. Por lo tanto, si en el espacio donde vamos a sembrar hay mucha proyección de sombra, debemos ser cuidadosos en qué especies implantar. En general, las hortalizas de hoja como radicheta, rúcula, lechuga, acelga, se adaptan bien a esta situación.

Ordenando el Espacio a cultivar

Es importante en el diseño del espacio a cultivar, que tengamos en cuenta los lugares de siembra y los de circulación (caminos) para que sean funcionales a los tiempos y herramientas que disponemos y agradables a la vista.

Una sugerencia: que el ancho del espacio de siembra, no sea superior a 1,50 m.

Breves del Pro Huerta

Planificar significa pensar y  registrar de alguna forma, qué vamos a hacer y cómo, es decir, qué sembramos, dónde, de qué manera.

Para esto, tenemos que conocer las especies de estación para la zona y mínimamente los requerimientos. Algo fundamental, desde el punto de vista agroecológico es mantener al “suelo vivo”  para que nuestras plantas estén sanas, además de rotar y asociar especies.

Breves del Pro Huerta

Las  dimensiones de cultivo  pueden ser variadas, dependiendo de los objetivos y  los recursos disponibles. Cuando tenemos pequeños espacios (macetas, contenedores, pasillos), debemos observar que existan un mínimo de horas de luz, que son 5 .

La transformación de estas especies puede ser total o parcial, rápida o pausada, de acuerdo a los tiempos de manejo, necesidades y espacio disponibles.

Si tengo espacio para permitir que los tomates, berenjenas, pimientos, se sequen totalmente, lo voy realizando y siembro las hortalizas de hoja (lechuga, radicheta, rúcula), como así también los almácigos de repollo, puerros, cebollas, que tardan un tiempo en desarrollar.